viernes, 26 de noviembre de 2010

Dame fuego


"Ni los bomberos te van a poder apagar, vas a prender fuego todo"

Inspirado en las altas temperaturas que en este noviembre calientan la ciudad de Buenos Aires pero no hay dudas...¡Eso es un piropo!

jueves, 25 de noviembre de 2010

Un día de aquellos

Un día de aquellos no es un día maravilloso, todo lo contrario. Todo lo que puede salir mal, saldrá mal. El mundo no se complota contra vos, aunque parece.

Las convivencias se ponen a prueba (de asesinato), porque seguro que eso que tiene que estar en un lugar, lo van a dejar en otro. Querés silencio, y te gritan. Buscas tranquilidad y te dicen qué hacer.

Pedis un favor, "sí, conta con eso" y cuando te relajaste, un poquito y sin exagerar, empezas a correr para llegar antes de que cierren a comprar lo que pediste que te compren, te dijeron que lo iban a hacer y, finalmente, no hicieron. Pero, como es un día de aquellos, llegas y está cerrado. Golpea que te van a abrir...

A veces sentís que nadie te tiene en cuenta, hasta hoy que a todos se les ocurre pedirte lo insólito. Conclusión: comprate un diccionario, así te familiarizas con la palabra no, así dejas de hacer cosas por otros, que además se cuelgan (si total, el favor se los haces vos, es tu tiempo, tu vida) y terminas poniendote de peor humor porque el "me vas a buscar tal cosa" te lleva una hora más por la demora del presunto apurado.

En un día de aquellos te sentís mal, horrible, no hay ropa que te pueda mejorar, y la remera que ayer te hizo sentir genial, hoy te da calor, y no te importa cómo te quede (gran síntoma de los días de aquellos) Con lo que la guarangada del camionero infaltable, del transeúnte carente de modulación, es rechazada, pero no por guaranga y desubicada, sino por mentirosa, ¡si estás horrible!

Pero como el día tiene veinticuatro horas y sos una persona optimista y positiva, decidis transformar la trayectoria de la jornada y salir a correr. Diez por el intento, pero, lamento informarte que los días de aquellos también tienen veinticuatro horas. La gente lleva sus perros a los parques, los perros dejan sus "regalos", vos te llevas uno adherido a la suela de la zapatilla nueva, que claro, inevitablemente, te saco ampollas varias.

Habías ido a correr para olvidarte de todos y de todo, descargar las malas energías y...¡cruzarte con la persona que creías estaba mirando televisión en tu casa!

En fin, 24 horas, falta poco, ya casi termina y mañana, mañana será otro día...

martes, 23 de noviembre de 2010

María la Paz

En un verano, cuando tenía seis años y estaba en la colonia de vacaciones del club, nos enseñaron un juego/canción. Decía algo así como
"María la paz, la paz, la paz...
tres pasos pa tras,pa tras, pa tras..."

Y se repetía esto muchas veces mientras se avanzaba lo más rápido posible antes de la parte de retroceder los tres pasos.

Y ahora que ya no tengo seis años, pero en algunas situaciones me parece que estuviera jugando a María la paz, ahora que sé que las relaciones cambian, y eso está perfecto, porque qué aburrido sería de lo contrario. Ahora pienso que, cuando el cambio es un paso para atrás, volver a la situación que se creía superada, a estados anteriores...no se, ahora no me convence.

En un verano en el club cuando tenía seis años y lo que esperaba era jugar, estaba bien. Pero ahora, a esta altura de la vida, estamos grandes...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Un dejo de tristeza y mucho, de "ves lo que yo digo" había en la cara de mi padre cuando conté, orgullosa (porque realmente lo estaba) que una compañera del secundario se había recibido de "abogada"..." penalista"

Él se calzó su mochila, le dio un beso a mi mamá y se fue. Estoy segura de que en el camino pensó que por qué ninguno de sus hijos eligió abogacía; psicólogo uno y ¿Ciencias de la Comunicación? la otra, qué es eso "m'hija la comunicóloga" ¡bah!

jueves, 18 de noviembre de 2010

¡Zas!



Cantando bajo el sol de noviembre, por la callecita asfaltada que bordea al parque, que debería ser autopista, que quieren que sea un depósito de autos, que supo ser hogar de muchos...Distraída, o concentrada en mis pensamientos, caminaba cuando de pronto note que el hombre de remera blanca, bermudas, lentes y cara colorada que venía de frente a mí, tenía una cara familiar. Un metro nos separaba cuando mis neuronas hicieron sinapsis y ¡zas! Sí, era él, Halperín.


lunes, 15 de noviembre de 2010

No quiero

No quiero que tu vida me pase por delante.

No me interesan ni tus nuevos "amigos" ni tus logros ni nada.

No quiero saber de tus planes a futuro.

No me importa a quienes dejaste atrás ni quien te extraña ni por qué.

No estoy interesada en saber "qué estas pensando" ni cuál es tu "estado".

No pienso participar de una reunión con lejanos conocidos, si pasaron más de diez años sin estar en contacto, ¿no será un poco tarde?

No me hagas tu "amiga", ya no soy la que fui, apenas me acuerdo de quien sos y todavía no estoy segura de en quién me convertí.

viernes, 12 de noviembre de 2010

De bondis

El bondi bolichero tiene luces intermitentes, 2 bolas de espejos distribuidas a lo largo del techo y luces internas bajas. Todo musicalizado por unos enganchados de cumbia y un chofer que mueve la cabeza al ritmo del rallador.