miércoles, 19 de diciembre de 2012

A veces pasa

"El año que viene." Frase que uno repite y repite constantemente. Para sí y para otros.
Y cuando el planeta ha girado sobre su eje 365 veces, algo pasa y todo queda en nada.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Sillones

Los sillones de una casa velatoria no pueden ser lindos y a la moda, no pueden ser como los que te venden en locales de diseño, de esos marrones de chenille y con firuletes turqueza, no pueden hacerte sentir como en casa.

lunes, 15 de octubre de 2012

Desires y haceres




Quiero volver a leer, necesito querer escribir. Recuperar mi cerebro y el control de mis ideas. Salir de la repetición mecánica de un discurso sin sentido, con el engaño en sus entrañas y los desesperados que sembramos hoy, cosecha de desilusionados del mañana.
La noche como inspiración y el día como concreción. Que las ideas fluyan para crear, buscar y construir lo bello, describir lo increíble, contar un mundo pero sin olvidarse nunca de vivir una vida.

Ser nada





Era el hit sonando en la radio, con los zapatitos de estación. Era un verano en la ciudad. Era la distracción que genera la belleza, efímera como ella sola, imponente. Era la mejor vista, el disfrute sin culpa. Era saber que se acababa, que no duraba, que no había nada. Nada de palabras. Refugio contra el amor, vestigios de un recuerdo que confirmaba el olvido.  Bruto, crudo, sin vergüenza, lucha de cuerpos sudados en el atardecer de un sábado. Era sexo nada más.

jueves, 6 de septiembre de 2012

El reloj

El día a día a veces no nos permite pensar, tomarnos unos minutos y reflexionar.
Ruido, apuro, trabajo, presión...la vida es más que hacer cosas que nos piden otros, que responder a las metas de un jefe, a los objetivos de una empresa, incluso a los tiempos impuestos socialmente, esos que te dicen que la carrera universitaria dura cinco años, que si no lo haces en ese tiempo son idiota, o un vago; entonces te frustras y ni terminas lo que empezaste ni disfrutas del momento.

Lo peor es que hay un tiempo que nadie puede manejar, y es el de la muerte. No se conocen oráculos que puedan predecir el último día que esteremos en la Tierra. Esa certeza, la de que todo acaba vaya uno a saber cuándo, debiera ser motivo suficiente para que quienes corren caminen, para que quienes gritan hablen  y para que quienes viven soñando se animen a vivir su sueño.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Teoría de conjuntos

Hay círculos que no permiten el ingreso de nuevos elementos al conjunto cerrado.
También existen características que desalientan el deseo de ingresar en esos mundos a ciertos elementos sueltos.
Y, por último, está ese elemento que comparte la intersección con ambos conjuntos, formando vaya uno a saber qué.

jueves, 16 de agosto de 2012

De Marx a los pitos chicos, de Sassure al agrandamiento de tetas. Finalmente, todos buscan ser más grandes en algo.

Cohabitantes

Levantarse temprano y salir rápido, ya no hay tiempo para el café con leche. Una caminata veloz, cruzar el puente y tomar el colectivo, si se hizo tarde, el calor humano del subte abraza sus cuerpos y los envuelve en una marea de trabajadores. Por una media hora el silencio entre ellos es la compañia diaria en esa ruidosa Buenos Aires que poco sabe de la vida slow.
Los mensajes entre sí se extinguieron con la velocidad de la convivencia y de la aparición de mañías molestas, en ambos lados claro: ¿es realmente necesario dejar el mate sin lavar durante días después de usarlo?, las bolsas de plástico del mercado, ¿es indispensable guardarlas a todas?
Si hay suerte, comparten la cena un par de veces a la semana; sin embargo, por lo general, uno le calienta por horas la cama al que llega. Al principio acusaba recibo del arribo prendiendo la luz con preguntas del estilo "¿Cómo te fue?", pronto sólo quedó la sorpresa de encontrar que otro cuerpo también habitaba su cama.

viernes, 20 de julio de 2012

Crónicas de una persona con laringitis IV

Después de un día de antibióticos, la voz no ha vuelto. Debo decir que estoy escribiendo mucho, es la única forma de comunicarme con eso llamado sociedad.
En fin, si a la una del mediodía mi estado no cambio, ¿es necesario llamarme a las cuatro, hacerme levantar de la cama y de mi sueño? Creería que no, pero son puntos de vista. Ahora lo que me sorprende es que ante mi "Hola" me pregunten "¿Estás llorando?"
Eh, a ver, qué parte de la falta de voz, o de que tengo un hilo de voz débil no se está comprendiendo.

jueves, 19 de julio de 2012

Crónicas de una persona con laringitis III

Oficina de Recursos Humanos. Es muy temprano, el día recién comienza, incluso algunos todavía están llegando.
El único motivo por el que me encuentro en ese lugar es porque necesito la dirección del consultorio médico más cercano. Mientras espero presencio la conversación de uno de marketing con su madre, cuyo rintong da vergüenza ajena; y, como si fuera poco, la renuncia de una amiga.
Sigo esperando hasta que obtengo una respuesta que viene acompañada por un "¿Te queda cerca?"

Mmmmm, ¿tenes Google Maps por ahí?
-"Perdón, no te entendí". Mirada y "Chiste,chiste"

El humor en la oficina, y yo  no puedo responder. 

Crónica de una persona con laringitis II

"Uno diez"
Nada
"Uno diez"
Nada
Miro al chofer, con cara de ¿Y?
Chofer: Nena, ¿cuánto?, ¡no hables para adentro!
"¡No tengo voz señor!" (Todo en un susurro chillón)

Crónicas de una persona con laringitis

Whats app a madre: Estoy yendo al médico porque no tengo voz.

Minuto, minuto y medio después, suena el celular.
Madre: ¿Qué te tenes?

Ehhh. Y yo creía que mandando un mensaje evitaba forzar la voz.

lunes, 16 de julio de 2012

Nirvana

Y se dio cuentas de que la única forma posible de aguantar ese trabajo que tanto padecía, era si se adentraba en ese abismo de posibilidades que esperaban allá afuera, en el mundo real, lejos de los gritos sin sentido y las presiones gratuitas.
Sabía desde mucho tiempo atrás, aunque evitaba reconocerlo, que todo lo que siempre deseo era posible, estaba ahí, solamente había que salir a buscarlo. No iba a ser facíl y quizas ese era el motivo de ocultarse en trabajos sin futuro y excusas baratas.

Ya no más tiempo de guardar, es el momento de actuar.

sábado, 14 de julio de 2012

Bloqueo

De pensamiento y acción.
De presente y depasado.
Para vislumbrar el futuro o modificar el hoy.
Para poder decir o saber callar.
En fin, para continuar...

El ser y la nada

Hay cosas que uno aprende y debe recordar toda la vida. Más allá del amor, cariño o sentimiento divino. Incluso, a veces, a pesar de uno mismo. Y es no olvidarse de ser. Y tampoco olvidar que la videncia es una capacidad que tienen sólo algunos, por lo tanto, no se puede esperar que quienes nos rodean sepan lo que nos pasa. La pregunta por el estado, ese ¿qué te pasa? que todos oímos alguna vez, puede ser un simple cansancio, mientras el otro creía que allí había un enojo.

miércoles, 11 de julio de 2012


¿Viste cuando conoces a una persona que te hace acordar a no sabes quién hasta que ves una foto de ese alguien y ahí decís: “aaahhhhh sí, ahora sí”?
Bueno, así.

domingo, 24 de junio de 2012

Literatura contemporánea

"Me entretenía pensando en que las personas que viajaban en el colectivo eran los personajes del libro."
El libro era El código Da Vincci, pensando la lectura en un bondi, tren o subte de la ciudad de Buenos Aires las fisonomías de los actores se me ocurren lejanas a las de Audrey Tautou o Tom Hanks. Un Ricardo Darín calzaría perfecto el traje del investigador.
 
Y esto es todo lo que pude producir en un mes...

martes, 29 de mayo de 2012

Ojos bien cerrados

La miraba raro, no es que siempre hubiese sido muy normal la forma en que se relacionaron. De hecho ella nunca lo llegó a entender, siempre sus ojos fueron un enigma a descifrar, pero ahora había otras cosas que se sumaban y lo cambiaban todo. Ya no iban a tener el mismo trato que supieron alcanzar en algún momento, el saludo ahora era algo de compromiso y los ponía a ambos en un momento incómodo.
Los dos sabían cosas del otro, secretos que sólo se murmuran al oído en un amanecer insomne, en medio de la confianza y vulnerabilidad que alcanzan dos cuerpos desnudos. Se sabían guerreros o sumisos, de gesto indiferente y cosquillas para el olvido que traían sonrisas para tapar lágrimas.
Era una relación muy al estilo "cine de silencios", se decían poco y hacían mucho, o quizás eran simplemente la pareja de una porno soft. Los unía la mirada cómplice y el dolor de historias pasadas que nunca se contaron. Para ella él era un mientras tanto; para él ella era un desafío a sí mismo.

Espejos rotos

Dolor ante los echos, ante eso que no se puede cambiar, por más que uno trate sabe que ya nada será igual. Dolor por que sé que esa persona que conocí no existe más, admito que cambie, y cómo, pero esta cosa de ser humano que no acepta el cambio en el otro; es la falta del espejo, porque yo me miraba ahí y ya no está. Hace rato que lo sé, será que es duro admitirlo...

miércoles, 9 de mayo de 2012

Descartes

Hay preguntas, propuestas y situaciones que cambian el hacer diario, que te dejan pensando en el pasado, presente y futuro. Y no hay racionalidad que vaya contra ese motor que mueve la vida: el deseo.

Pienso en que es una locura y después recuerdo que estoy loca, entonces todo cobra sentido.


Voyeurismo

Las fotos viejas tienen un no sé qué, nos muestran un momento, un corte en la vida de alguien. Pero, en realidad, poco dicen. Nos instalan interrogantes, eso sí. Los dónde, cuándo y con quién. Preguntas tan simples que pueden llevar a que nos conozcamos y a respuestas poco agradables.

Lindo lugar, el agua transparente, los animalitos exóticos...pero, ¿quién era la dueña de tus sonrisas?

Celos y algo de voyeur.

Historias

Las historias tardan en desarrollarse pero los finales llegan. La trama, eventualmente, es develada y el misterio una ironía.

martes, 17 de abril de 2012

Fotos

Nada es inocente, todas las acciones que llevamos adelante tienen una intencionalidad, al igual que las palabras que utilizamos para contar, opinar, decir, transmitir.

El gesto que parece copado puede encubrir la más estúpida envidia; puede incluso revelar sentimientos tan íntimos que más corresponderían a deseos reprimidos.

martes, 27 de marzo de 2012

Etiquetas

De ahora en más Pensamientos Trasnochados, así con nombre y apellido. Adiós identidad del DNI, bienvenido Perfil.

-¿Qué escribís?- Pánico y vergüenza. A ver... pienso, contesto rápido. La realidad es que ficciones hay pocas; micro historias, divagues sobre átomos de un día. Esa frase escuchada al pasar que sirve de disparador de la cesera, de la incredulidad ante lo oído, de inspiración.
Una noche de viernes te puede llevar a un boliche con nombre de país asiático pero con "h", del cual no conoces absolutamente nada, con música que nunca pones en tu reproductor, con gente que no conoces, con alguien a quien intentas descubrir; a presenciar una charla con muñecas Barbie de fondo en donde aparecen frases que te dejan pensando. Conceptos incluso.

Pasado el éxtasis de la noche, la frase, adjetivación, repiquetea en el cerebro, Gente linda. ¿Qué es la gente linda?, y ¿qué es para un tipo que pasó hace rato los cincuenta, no ha perdido las mañas pero sí el pelo, aparenta un disfrute en la buena comida y gusta de la compañía de una fémina bastante menor, una pendeja digamos, que se acompaña de tragos, muchos tragos toda la noche, largos y bajos, y de muchos colores.
Me pregunto si significa lo mismo que para mí, o para los concurrentes; que pensará a quien acompaño. ¿Cabe como categoría sociológica o siquiera como categoría del sin sentido común?

jueves, 22 de marzo de 2012

Espera

"Tumulto de angustia suscitado por la espera del ser amado, sometida a la posibilidad de pequeños retrasos (citas, llamadas telefónicas, cartas, atenciones recíprocas)." Roland Barthes



Rescato lo último, las atenciones siempre deben ser recíprocas.

domingo, 18 de marzo de 2012

Tempestades

Hay veces que las cosas se imponen, momentos en que hay que obligarse a realizar ese cambio tan difícil. Quizás no se sepa cuál es el rumbo de lo nuevo, hacia dónde ir, pero sí se tiene esa certeza de modificarse. Es esa necesidad de un cambio de piel, cambio de geografía, de gente y de hábitos.

"Tocar fondo", hundirse hasta poder impulsarse nuevamente por el golpe y salir a flote con más potencia que antes; dejar de hacer la plancha y tomar el rumbo de nuestro destino, aunque más no sea por un rato, hasta que otra calma derive en tempestad y haya que nadar desesperadamente otra vez, pero con la fortaleza que dejan los golpes duros.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Estación verano -invierno

Y pasa eso de que llegan momentos en que no se sabe qué hacer con el tiempo libre, que planeas mil cosas y te quedas mirando el monitor de la compu boludeando con alguien que está tan al pedo como vos, a quien viste dos veces en tu vida.

Cero ganas de poner orden, poca voluntad para hacer algo, y el día pasa mientras se lo mira por la ventana, que ya está medio abierta, medio cerrada porque el otoño pide pista y el verano ya casi es un recuerdo. Vuelta a la rutina total, con horarios súper marcados, con días para cada cosa, que trabajo, facultad, pilates y a ver si llego con algún curso.

Suelen decir muchos: el año arranca en marzo. Veremos y mientras a que disfrutar de la nada ...

lunes, 12 de marzo de 2012

El fin del Universo

Linea B del subte, estación Pellegrini. Sube una mujer y le dice a otra: ¿me dejas sentar?, estoy embarazada.
La mujer sentada replica: Yo también estoy embarazada- Y se corre una cartera que deja ver tremenda pancita.

En ese instante el mundo se detuvo, fue como en Volver al Futuro, que no se podían ver el Marti que viajaba con el del pasado y/o futuro porque se desmayaban.

Sabía que un día iba a pasar esto. Todos los pasajeros mirando, ¿qué hacer, qué dicen las normas en está situación; qué diría Garfinkel , se quedaría mirando y ahí explicaría el comportamiento humano o se tiraría por la ventana al no poder explicar esta paradoja?

Finalmente la cosa se resolvió cuando otra pasajera, que no estaba sentada en el asiento reservado para embarazadas, se paró y cedió su lugar.
Sigo preguntándome qué pasará cuando cuando se suba un anciano disminuido en sus movimientos en un colectivo o subte lleno de personas en sus mismas condiciones, ¿quién cede ahí el lugar?, ¿tendrán que presentar un certificado para comparar padecimientos y ver cuál es el que está peor?

viernes, 9 de marzo de 2012

El que se fue a Sevilla peridió su silla.

Algo no anda bien si nos peleamos por un asiento.

Flaco, que me haya corrido para dejar pasar a la señora no quiere decir que no me quiera sentar- Pensaba, mientras me acomodaba como podía con mi mochila cargada en un colectivo que pasaba de parecerse al Sarmiento a un colectivo. Y mientras pensaba esto se escuchaba un chillido a lo lejos, mire, como todos los pasajeros. En el medio, en ese lugar reservado a las sillas de ruedas, una joven mujer discute con un señor. Ella dice que no la apure, él que no le hizo nada, que si está tan apurada que pase, ella lo desmiente cuando afirma "es que me estás empujando". Así siguieron hasta que los dos se sentaron en el asiento del fondo, con un lugar vacío entre ambos y todo. El remate confieso que me sacó una sonrisa:
¡Tan grande y poco caballero!, gritó ella.
Sos una mal educada, se defendió el hombre.
¡Qué poco caballero!, repitió la dama.
¡Gracias!, ironizó ella.
De nada, ironizó él.
¡Gracias!, gritó ella más fuerte.
¡De nada!, insistió él.

Cuando uno creía que los problemas de los seres humanos eran importantes, que cincuenta personas muertas por el choque de un tren recargado por era lo que había que evitar en el futuro, en ese momento en que nos sentíamos tan comprometidos en una marcha por la devolución de un predio para un club de fútbol, ahí nomás uno podía darse cuenta que lo importante, para lagente parece ser otra cosa.

PD: La muchacha debe estar más que apurada por esta vida, estaba yo esperando para bajar cuando quiso pasarme al grito de permiso. No hay cosa que moleste más que aquel que dice permiso pero no espera a que se lo den, te quiere pasar por encima. Una vez sí, pero dos en el mismo bondi no. A palabras necias oídos sordos pero acciones firmes. Baje primero, ella todavía está intentando entender cómo.

lunes, 5 de marzo de 2012

Lo fast de la vida slow

-No tuve tiempo ni para cocinarme un sandwich.

No se si doña Petrona, pero seguro que si Narda Lepes, Martiniano Molina, Choli Berreteaga o alguno perdido del canal Gourmet escuchara esto se caería redondo al piso. Horas dedicados a enseñar a cocinar por televisión para que venga una pibita y diga que preparar un sandwich se asemeja a cocinar
¿Quién dijo que el fast food era tan rápido?

miércoles, 29 de febrero de 2012

Clausura

Y después de mucho tiempo comenzó a preguntarse si el problema no era que le costaba abrirse, decir quién era, que sentía. Vaya uno a saber qué historia habría detrás, qué dolor ocultaba tanta distancia, esa ignorancia que desconcertaba.

viernes, 24 de febrero de 2012

Noche de carnaval

12.10 de la noche de un domingo en el que el clima impone las ventanas abiertas, hombre de cincuenta y tantos trata de ver la televisión: ¡Cómo me gustaban antes y cómo no me gustan ahora!

¡Pum, pum!, siguen los bombos, mientras las lentejuelas brillan con cada patada al aire y el canto monocorde de los murgueros musicaliza el fin de semana porteño. Hasta las 2 a.m. los sábados, domingos tiramos hasta las doce.

lunes, 20 de febrero de 2012

Estigmas

-Matagatos nos dicen
-¿De dónde sos?
-De Rosario
-¡Aaahhh!

La charla no empieza así, pero casi. El flaco pregunta, torpemente, el origen de la transeúnte. Trata de saber si es argentina primero, del interior del país después. Como si eso los uniera, el ser extraños en la misma vereda circunstancial.
Centro porteño, bajo la Recova dos jóvenes sorprenden a dos proyectos de fotógrafas, cazadoras de instantáneas.
Él necesita dejar en claro lo más rápido que puede su característica más característica, que no es de aquí, que llegó hace poco, pero que "la ciudad de Buenos Aires tiene a las chicas más lindas". Y con eso logra arrancarle a la morocha una sonrisa bien grande, de esas que le dejan dos pocitos en los extremos de su boca. Pero no ríe por la ocurrencia, porque sabe no es nada original; ríe por el lugar común, por la mentira que espera, como toda mentira, obtener un beneficio.

Ella ríe y él trata de explicar que hubo una vez, allá lejos y hace tiempo, por la década del 90, en que varios matutinos publicaron la noticia de que en Rosario se comían a los gatos a la parrilla.
Lo que él no sabe es que ella conoce la historia, de que era chica, pero se acuerda de ver la noticia en el noticiero. De la sorpresa de muchos, y de los comentarios de unos pocos que conocían la zona y la costumbre del lugar. De que no es una práctica del momento por el hambre, y que después se supo que los vecinos del lugar habían recibido un dinero para "armar" la nota.

jueves, 16 de febrero de 2012

Verano en Buenos Aires. Noche porteña

El calor, las luces y el ruido que salía de los edificios por las ventanas. Ánimos festivos por todos lados. La postal de un año nuevo o navidad, pero no. Era sábado a la noche; primer sábado de carnavales porteños, de un febrero atípico, de un calor presente, de calles cortadas y pibes que toman cerveza en la plaza, de bocinazos y bullicio, de un año incierto pero promisorio.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Dudas

Me pregunto por qué cuando uno busca en Google "aburrido+ imágenes" aparecen fotos de miembros masculinos erectos.
¿Será que los hombres se sacan fotos de sus mencionados cuando están aburridos?

martes, 14 de febrero de 2012

Jugar al Banco

Es raro, pero no deja de ser maravilloso, poder decir en ciertas circunstancias esto no es para mí. Darse cuenta a tiempo, antes de dar el paso, antes de cambiar el rumbo de la vida hacia allí a donde nunca se quiso ir.

Estaba sentada en una oficina de dos por dos, a donde el aire acondicionado no llega, cara a cara con alguien a quien probablemente no me cruce nunca más en mi vida. La entrevista avanzaba y yo no paraba de actuar de candidata ideal, para volver a escuchar el esperado "re das con el perfil". Ante mí, ella no paraba de cuestionar el por qué yo quería trabajar ahí, qué era lo que me gustaba. A la distancia, pienso que ella trabaja en recursos humanos, no hace las tareas, sabidas aburridas, que me tocarían a mí. Se dedica a cazar homo sapiens dispuestos a pasar nueve horas detrás de un escritorio que traten con otros homo sapiens que quieren adquirir productos para luego ir a quejarse por haberlos adquirido y así darle un poco de sentido a su vida aburrida, monótona.
Y he ahí otra vez esa palabra, apareciendo en el horizonte, reavivando mi fobia, mi mayor temor en la vida: aburrirme, convertirme en una persona gris, depresiva.
En el medio de toda la puesta en escena me di cuenta de que no quiero interpretar el papel de empleada del mes, de que no quiero pasar nueve horas detrás de un escritorio viendo cómo la vida pasa.
Salí sabiendo que no me iban a llamar para una segunda entrevista, jamás iba a llegar a la "instancia de actividad grupal". Con un pie en la vereda empecé a recordar las largas charlas con el amor que ya no está, en las cuales nos reíamos de quienes se quejan de sus trabajos aburridos pero que no los dejaban, en los que ganan fortunas que apenas les alcanza para algo pero no para lo que quieren, porque no pueden comprar felicidad. Que están tristes porque no hicieron lo que tenían ganas, que empezaron postergando para terminar abandonando sus sueños.

Lleve hasta las últimas consecuencias el papel que me tocó interpretar, yo iba a ser la candidata ideal, pero, en caso de ser una gran actriz encubierta, ya había decidido rechazar el rol permanente.

jueves, 9 de febrero de 2012

Análisis de los sueños profundos

Es domingo y casi son las doce. Las sábanas se pegan al cuerpo y le dicen que se queden un ratito más, que apenas van seis horas de sueño, que afuera está pesado, que para qué levantarse. La gata está en la cama desde temprano, el día no invita a perderse por los techos ajenos, un el techo gris cubre la ciudad.
Los pinchazos en mi cara se confunden con esa realidad condensada y desplazada que estoy viviendo hundida en el medio de mi cama.
De pronto, esa certeza de estar viendo, hablando, con quien hace un tiempo perdí contacto se evapora. La primera imagen que ven mis ojos es a mi gata, que me golpea lo suficientemente fuerte como para despertarme, pero con la delicadeza de quien sabe puede lastimar con sus garras.
Insulto, quisiera revolearla por despertarme, por arruinar mis últimos minutos de sueño y descanso dominical, por traerme otra vez a este febrero agobiante, por pegotear sus pelos contra mi cuerpo transpirado, por despertarme.
Un pensamiento me golpea: no odio haber soñado con vos, lo que odio es que me haya gustado tanto.

martes, 7 de febrero de 2012

Línea D


Para el subte en una estación de la línea D, una nena que apenas llega al metro diez comenta apenas se abren las puertas del vagón: hay calor humano mamá.
-Y sí.- Dice la madre, con la resignación de una vida.