martes, 27 de marzo de 2012

Etiquetas

De ahora en más Pensamientos Trasnochados, así con nombre y apellido. Adiós identidad del DNI, bienvenido Perfil.

-¿Qué escribís?- Pánico y vergüenza. A ver... pienso, contesto rápido. La realidad es que ficciones hay pocas; micro historias, divagues sobre átomos de un día. Esa frase escuchada al pasar que sirve de disparador de la cesera, de la incredulidad ante lo oído, de inspiración.
Una noche de viernes te puede llevar a un boliche con nombre de país asiático pero con "h", del cual no conoces absolutamente nada, con música que nunca pones en tu reproductor, con gente que no conoces, con alguien a quien intentas descubrir; a presenciar una charla con muñecas Barbie de fondo en donde aparecen frases que te dejan pensando. Conceptos incluso.

Pasado el éxtasis de la noche, la frase, adjetivación, repiquetea en el cerebro, Gente linda. ¿Qué es la gente linda?, y ¿qué es para un tipo que pasó hace rato los cincuenta, no ha perdido las mañas pero sí el pelo, aparenta un disfrute en la buena comida y gusta de la compañía de una fémina bastante menor, una pendeja digamos, que se acompaña de tragos, muchos tragos toda la noche, largos y bajos, y de muchos colores.
Me pregunto si significa lo mismo que para mí, o para los concurrentes; que pensará a quien acompaño. ¿Cabe como categoría sociológica o siquiera como categoría del sin sentido común?

jueves, 22 de marzo de 2012

Espera

"Tumulto de angustia suscitado por la espera del ser amado, sometida a la posibilidad de pequeños retrasos (citas, llamadas telefónicas, cartas, atenciones recíprocas)." Roland Barthes



Rescato lo último, las atenciones siempre deben ser recíprocas.

domingo, 18 de marzo de 2012

Tempestades

Hay veces que las cosas se imponen, momentos en que hay que obligarse a realizar ese cambio tan difícil. Quizás no se sepa cuál es el rumbo de lo nuevo, hacia dónde ir, pero sí se tiene esa certeza de modificarse. Es esa necesidad de un cambio de piel, cambio de geografía, de gente y de hábitos.

"Tocar fondo", hundirse hasta poder impulsarse nuevamente por el golpe y salir a flote con más potencia que antes; dejar de hacer la plancha y tomar el rumbo de nuestro destino, aunque más no sea por un rato, hasta que otra calma derive en tempestad y haya que nadar desesperadamente otra vez, pero con la fortaleza que dejan los golpes duros.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Estación verano -invierno

Y pasa eso de que llegan momentos en que no se sabe qué hacer con el tiempo libre, que planeas mil cosas y te quedas mirando el monitor de la compu boludeando con alguien que está tan al pedo como vos, a quien viste dos veces en tu vida.

Cero ganas de poner orden, poca voluntad para hacer algo, y el día pasa mientras se lo mira por la ventana, que ya está medio abierta, medio cerrada porque el otoño pide pista y el verano ya casi es un recuerdo. Vuelta a la rutina total, con horarios súper marcados, con días para cada cosa, que trabajo, facultad, pilates y a ver si llego con algún curso.

Suelen decir muchos: el año arranca en marzo. Veremos y mientras a que disfrutar de la nada ...

lunes, 12 de marzo de 2012

El fin del Universo

Linea B del subte, estación Pellegrini. Sube una mujer y le dice a otra: ¿me dejas sentar?, estoy embarazada.
La mujer sentada replica: Yo también estoy embarazada- Y se corre una cartera que deja ver tremenda pancita.

En ese instante el mundo se detuvo, fue como en Volver al Futuro, que no se podían ver el Marti que viajaba con el del pasado y/o futuro porque se desmayaban.

Sabía que un día iba a pasar esto. Todos los pasajeros mirando, ¿qué hacer, qué dicen las normas en está situación; qué diría Garfinkel , se quedaría mirando y ahí explicaría el comportamiento humano o se tiraría por la ventana al no poder explicar esta paradoja?

Finalmente la cosa se resolvió cuando otra pasajera, que no estaba sentada en el asiento reservado para embarazadas, se paró y cedió su lugar.
Sigo preguntándome qué pasará cuando cuando se suba un anciano disminuido en sus movimientos en un colectivo o subte lleno de personas en sus mismas condiciones, ¿quién cede ahí el lugar?, ¿tendrán que presentar un certificado para comparar padecimientos y ver cuál es el que está peor?

viernes, 9 de marzo de 2012

El que se fue a Sevilla peridió su silla.

Algo no anda bien si nos peleamos por un asiento.

Flaco, que me haya corrido para dejar pasar a la señora no quiere decir que no me quiera sentar- Pensaba, mientras me acomodaba como podía con mi mochila cargada en un colectivo que pasaba de parecerse al Sarmiento a un colectivo. Y mientras pensaba esto se escuchaba un chillido a lo lejos, mire, como todos los pasajeros. En el medio, en ese lugar reservado a las sillas de ruedas, una joven mujer discute con un señor. Ella dice que no la apure, él que no le hizo nada, que si está tan apurada que pase, ella lo desmiente cuando afirma "es que me estás empujando". Así siguieron hasta que los dos se sentaron en el asiento del fondo, con un lugar vacío entre ambos y todo. El remate confieso que me sacó una sonrisa:
¡Tan grande y poco caballero!, gritó ella.
Sos una mal educada, se defendió el hombre.
¡Qué poco caballero!, repitió la dama.
¡Gracias!, ironizó ella.
De nada, ironizó él.
¡Gracias!, gritó ella más fuerte.
¡De nada!, insistió él.

Cuando uno creía que los problemas de los seres humanos eran importantes, que cincuenta personas muertas por el choque de un tren recargado por era lo que había que evitar en el futuro, en ese momento en que nos sentíamos tan comprometidos en una marcha por la devolución de un predio para un club de fútbol, ahí nomás uno podía darse cuenta que lo importante, para lagente parece ser otra cosa.

PD: La muchacha debe estar más que apurada por esta vida, estaba yo esperando para bajar cuando quiso pasarme al grito de permiso. No hay cosa que moleste más que aquel que dice permiso pero no espera a que se lo den, te quiere pasar por encima. Una vez sí, pero dos en el mismo bondi no. A palabras necias oídos sordos pero acciones firmes. Baje primero, ella todavía está intentando entender cómo.

lunes, 5 de marzo de 2012

Lo fast de la vida slow

-No tuve tiempo ni para cocinarme un sandwich.

No se si doña Petrona, pero seguro que si Narda Lepes, Martiniano Molina, Choli Berreteaga o alguno perdido del canal Gourmet escuchara esto se caería redondo al piso. Horas dedicados a enseñar a cocinar por televisión para que venga una pibita y diga que preparar un sandwich se asemeja a cocinar
¿Quién dijo que el fast food era tan rápido?