martes, 17 de abril de 2012

Fotos

Nada es inocente, todas las acciones que llevamos adelante tienen una intencionalidad, al igual que las palabras que utilizamos para contar, opinar, decir, transmitir.

El gesto que parece copado puede encubrir la más estúpida envidia; puede incluso revelar sentimientos tan íntimos que más corresponderían a deseos reprimidos.