martes, 23 de abril de 2013

jueves, 18 de abril de 2013

¿Qué es el otro?

Una vez fui a la universidad. De entre muchas materias algunas tienen proyectos que duran toda la cursada. El estudiante se puede encontrar con las más diversas experiencias, algunas de temática social, investigación, análisis, y otras más superficiales o sencillas, pero no por eso con resultados menos interesantes.

El proyecto en Psicología y Comunicación consistía en investigar sobre el amor, qué es, cómo es, qué significa en este momento histórico particular.

Cuestiones metodológicas mediante, se dividió a los sujetos de estudio en diversos grupos. Amigos, conocidos y familiares se convertirían en quiénes aportarían el material a analizar. En la categoría Más de cincuenta años de edad y casados, interrogue a mis progenitores. Ante la pregunta ¿Qué es el otro para vos? obtuve los siguientes resultados: "Todo. Un compañero incondicional". Y esto acompañado por lágrimas de emoción de ambas partes, para qué negarlo.
Un rato más tarde, y sin que mi papá supiera de la entrevista anterior, le hice la misma pregunta: ¿Qué es el otro para vos?, sorpresa me lleve cuando la respuesta fue idéntica. En este caso no hubo lágrimas, más bien reticencia por parte de un hombre de cincuenta y tantos que es más fácil escucharlo gritar que hablar.

Sorpresa y emoción, sorpresa y esperanza, sorpresa y deseo. Sorpresa de la respuesta, de saber que dos personas pueden sentir un profundo amor por el otro, el cual es más fuerte que el tiempo y los cambios de gobierno, que las crisis de inflación y los precios congelados. Esperanza, si ellos pudieron, por qué no voy a poder yo encontrar a alguien así, que me ame a pesar de todo, que quiera estar conmigo, para quien yo sea todo. No soy hija única, tengo dos hermanos, y en ningún momento de la respuesta surgimos nosotros, porque hay algo que es cierto, el amor por una pareja va más allá de los hijos.

Pareja: semejanza,  dos personas o cosas con afinidades o complemento recíproco, ir iguales.

Deseo eso. Ser todo, respetando las individualidades y deseos, que él haga lo mismo; respetando.